¿Por qué todos me han mentido toda mi vida?

Also in English Echa un vistazo a “La cultura no es tu amiga” de Terence McKenna en YouTube para obtener una rápida visión general sobre el tema de este post.

Desde la cuna hasta la tumba, la mayoría de nosotros no nos damos cuenta qué tan ampliamente carentes de verdad muchos preceptos fundamentales de la “sociedad moderna” son en realidad. La gente siempre está hablando con nosotros desde el día en que nacemos. Eventualmente, podemos averiguar lo que están tratando de decir y tratamos de hacer lo que nos dicen que hacer, para ser parte de un “pensamiento de grupo”. Después de un rato nos dicen que leamos cosas. Y después empiezan a decirnos qué es qué. Nos dicen qué es real y que no lo es. Nos dicen que este escritor es correcto y que aquél está equivocado. Creer en esto y no creer en aquello. En el evento que tengamos una opinión original, nos alejemos del pensamiento de grupo o tengamos la oportunidad de tener nuestra propia opinión, no nos comportemos o expresemos de la forma que exigen, nos muestran que irán a cualquier fin con el propósito de aplastar nuestra resistencia y hacernos apoyar su ridículo punto de vista. No hay límites a la voluntad del grupo dominante para abusar de nosotros, ni a qué punto la sociedad colectiva se defiende de forma vehemente frente a la verdad cuando se topa con ella. Se dice que Hitler mató a 20 millones de rusos, pero Stalin mató a 200 millones.

En su mayor parte, la persona que te dice una mentira y trata de obligarte a creerla y actuar en consecuencia de ella es ellos mismos actuando sobre una falsedad que se les ha entregado por otra supuesta “autoridad”. El hecho de que ellos creen que te están diciendo la verdad no es una excusa para sus acciones ya que ellos tienen dentro de su mente la habilidad de discernir la verdad si tan solo trataran. Si hubiera un verdadero infierno, entonces el camino a este estaría pavimentado con estas suposiciones.

Todos y cada uno tienen el poder personal para discernir la verdad por sí mismos y la obligación moral de negarse a aceptar y, cuando sea factible, oponerse de manera activa y rechazar las imposiciones de las mentiras de los fanáticos diluidos que presumen “proteger” las bases falsas de la sociedad humana. La cadena de ignorancia deliberadamente comunicada en el discurso humano se inicia necesariamente con una persona que, sabiendo la verdad, deliberadamente comunica una falsedad, por lo general con alguna autoridad o usando la fuerza de la violencia.

Lamentablemente, estas suposiciones sociales son las falsas creencias que son invariablemente establecidas en el momento que éramos infantes de corazón abierto intelectualmente indefensos contra la ignorancia y el fanatismo de nuestros padres y la sociedad. Cuando somos más vulnerables, somos brutalmente maltratados por aquellos que realmente nos deben el mayor deber de justicia, verdad y honestidad. Y este abuso de los padres y la sociedad de los niños se convierte en la base sobre la cual, como adultos jóvenes, se verán obligados a aceptar como muestran las locuras evidente y demostrable promulgadas por todas las religiones, gobiernos y economías de nuestro tiempo pasado. Este mentir sistemático, que penetra todos los aspectos y dimensiones del compromiso social, destruye los potenciales de personalidad de quienes participan en ella con más seguridad que el suicidio físico.

¿Cómo puedo uno hacer frente a este torrente de mentiras que fluye hacia nosotros desde cada medio de comunicación, cada portavoz de organizaciones, y la mayoría de la gente que cruzamos aleatoriamente en la vida? Mi política personal es no creer nada de lo que cualquiera me dice hasta que haya tenido la oportunidad de evaluar los motivos, contenido, contexto y otros factores. Después decidiré si adoptar condicionalmente la idea en mi noosfera personal. Una revaluación constante de sus suposiciones más fundamentales se requiere en la sociedad moderna para asegurar que puedas mantener una visión consistente, verdadera y coherente del mundo actual.

Cada individuo tiene una elección fundamental en la vida. El mundo exterior, el medio ambiente, ofrece una gran cantidad de estímulos sensoriales, así como datos que transportan información en la forma de comunicaciones interpersonales, por el habla, la lectura / escritura, etc. Cuando esta información entra en la mente humana, entonces puede ser probada en relación al sentido interno de la Verdad del individuo. Bajo circunstancias ideales, toda la información real sería identificada e incorporada en la noosfera individual, mientras que la información falsa sería descartada. Esta capacidad es ciertamente alcanzable por las personas de mente abierta capaces de aprender de sus errores y llevar a cabo una reformulación amplia de sus conceptos de realidad, cuando se les muestra la evidencia apropiada. Por desgracia, parece que mucha gente siente que su sentido interno de la Verdad es algo que no es especialmente importante para preocuparse de ello mientras lidiamos con una realidad externa aparente. En respuesta a las amenazas de la fuerza, estas personas hacen caso omiso a su sentido interno de la Verdad y columpian su apoyo hacia a sus opresores, convirtiéndose en matones en su propio derecho. Cada vez que permites que el miedo a la opresión socave tu dedicación a la Verdad, transfieres tu poder personal al matón ignorante y despreciable que quiere que creas lo que él dice.

No hay razón para que alguien deba tener que escoger entre ser una víctima de violencia socialmente sancionada física y / o psicológica y vivir de una manera sea fiel a su ser interior. Obligados a vivir una vida de mentiras acumuladas, te enlistas automáticamente a adoctrinar a la siguiente generación.

Al comprender y vivir la verdad, verdaderamente hemos entrado en la era del Niño Coronado y Conquistador. A pesar de que liberar completamente la juventud de las distorsiones de una sociedad inmadura puede tomar una generación o más, hemos entrado en el espíritu de la Nueva Era de conciencia Transhumana simbolizada por el niño, que hoy está liberando más y más personas que siempre estarán liberadas del legado decrépito y misguiado de nuestros antepasados .

El Niño Coronado y Conquistador es el espíritu recién nacido de los Transhumanos de la Nueva Era, los cuales no pueden y no serán intimidados. Más bien, son el juicio final sobre todos los matones y todos los sistemas sociales basados en la intimidación.

Traducción al español por Kim Violet

 

About -

Leave a comment